Falta de motivación, Pérdida de sentimiento de placer
Artículos en tu correo
En nuestro blog encontrarás una gran variedad de artículos llenos de ideas y recursos para sentirte bien. ¡Suscríbete ahora y no te pierdas ninguna publicación!

¿Cuáles son las etapas del duelo?

Share:
Date:
marzo 17, 2024
La muerte de un ser querido es un evento devastador que todos enfrentamos en algún momento de nuestras vidas. Aceptar esta realidad y avanzar no significa necesariamente que tienes que dejar atrás el recuerdo de esa persona. Más bien, es crucial reconocer y atravesar cada etapa del duelo para sanar adecuadamente. Las 5 fases del duelo, un modelo ampliamente aceptado, nos ofrecen una estructura para entender nuestros sentimientos y reacciones durante este difícil tiempo. Aceptar estas fases como parte del proceso nos ayuda a lidiar de manera más efectiva con nuestro dolor.

Perder a alguien que amamos sumerge nuestra vida en un torbellino de emociones, un viaje a través de las sombras que parece no tener fin. Sin embargo, entender las etapas del duelo psicología nos brinda un faro de esperanza en medio de la oscuridad. La teoría de Elisabeth Kübler-Ross sobre las etapas del proceso de duelo nos ofrece una guía para navegar este camino, permitiéndonos reconocer que cada emoción, desde la negación hasta la aceptación, es un paso hacia la sanación.

Este artículo se adentra en la comprensión profunda de estas fases, proporcionando estrategias para afrontar la pérdida de un ser querido, identificar cuándo el duelo se convierte en un problema y, lo más importante, cómo podemos ayudarnos a nosotros mismos y a otros a superar este momento. Reconocer y aceptar cada una de estas etapas es crucial en nuestro proceso de curación, permitiéndonos eventualmente encontrar paz y continuar adelante con nuestros seres queridos siempre en nuestro corazón.

Hay que señalar, sin embargo, que el polaco Paul Maciejewski, en su investigación, cuestiona estas etapas y demuestra que no tienen por qué ser como las presentó Kubler Ross. Esto no hace sino confirmar la necesidad de que los psicólogos adopten un enfoque holístico y dedicado a sus pacientes. Cada caso es diferente y no es posible aplicar patrones establecidos a todo el mundo de forma idéntica por lo que deben adaptarse distintos tipos de terapia a cada paciente.

Descubriendo las 5 etapas del duelo de Elisabeth Kübler-Ross

La teoría de las 5 fases del duelo, propuesta por la psiquiatra suizo-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross, ha revolucionado nuestra comprensión sobre cómo las personas enfrentan la pérdida del ser querido. Este modelo general de cinco etapas no solo describe el duelo es el proceso psicológico por el cual pasamos tras una pérdida significativa, sino que también nos ofrece un marco para entender las complejidades emocionales involucradas. Desde la negación hasta la aceptación, cada una de las fases del duelo reconocibles nos guía a través del laberinto del dolor hacia la luz de la recuperación.

Reconocer que el duelo es inevitable pero tremendamente personal es el primer paso para superar la pérdida. La teoría de las 5 fases nos enseña que cada individuo vive el duelo por muerte de manera única, pero siempre dentro de un marco que nos ayuda a entender y, eventualmente, a aceptar la muerte del ser querido.

Las etapas son:

  1. Negación: Esta es la primera reacción ante la pérdida. La persona puede sentir que lo ocurrido no es real o pensar "esto no puede estar sucediéndome". La negación es un mecanismo de defensa temporal que ayuda a amortiguar el impacto inicial de la pérdida.
  2. Ira: A medida que la negación y el shock empiezan a disiparse, el dolor de la pérdida se hace más presente. La persona puede sentirse enojada con otros, consigo misma, con la persona fallecida (en caso de muerte), o incluso con un ser superior. La ira puede ser una forma de canalizar el dolor.
  3. Negociación: En esta etapa, la persona puede intentar negociar con un ser superior o consigo misma, buscando una manera de evitar o mitigar el dolor. Puede haber pensamientos (¿Qué son los pensamientos obsesivos?) del tipo "si hago esto, quizás pueda traerlo de vuelta" o "si hubiera hecho esto, esto otro no habría pasado".
  4. Depresión: La realidad de la pérdida se hace más evidente y la persona puede sentirse profundamente triste, vacía y solitaria. Esta etapa se caracteriza por el retiro social y la disminución del interés en actividades previamente disfrutadas. No debe confundirse con un trastorno depresivo clínico, aunque puede ser igualmente importante buscar apoyo profesional.
  5. Aceptación: En esta etapa final, la persona comienza a aceptar la realidad de la pérdida. Esto no significa estar "bien" con lo que pasó, sino más bien reconocer que la pérdida es una parte permanente de la vida. La aceptación permite a la persona empezar a reconstruir su vida y encontrar un nuevo sentido.

Es crucial entender que el duelo es un proceso altamente individual, con variaciones significativas en cómo se experimenta y se manifiesta. Algunas personas pueden no experimentar todas las etapas, o pueden experimentarlas en un orden diferente. Además, el duelo puede ser un proceso cíclico, con personas que vuelven a experimentar ciertas etapas en momentos diferentes.La teoría de Kübler-Ross ha sido ampliada y adaptada por otros investigadores, quienes han propuesto modelos con más etapas o con enfoques diferentes, pero sigue siendo un punto de referencia útil para entender el proceso de duelo.

Recientes investigaciones científicas arrojan nueva luz sobre el proceso implicado en el dolor de perder a un ser querido

La investigación sobre las etapas del duelo ha evolucionado significativamente desde la propuesta inicial de Elisabeth Kübler-Ross, ampliando la comprensión de este proceso complejo y personal. Aquí presento algunas conclusiones clave basadas en estudios científicos recientes:

  1. Reevaluación de la Teoría de Etapas: Un estudio realizado por Maciejewski et al. (2007) desafió la secuencia lineal de las etapas del duelo propuestas por Kübler-Ross. En lugar de seguir un orden específico, descubrieron que la aceptación es la reacción más común a lo largo del tiempo y que el anhelo, no la negación, es el indicador negativo de duelo más prominente. Este estudio sugiere que las emociones experimentadas durante el duelo pueden ser más variadas y menos predecibles de lo que se pensaba anteriormente (Maciejewski, Zhang, Block, & Prigerson, 2007).
  2. La Importancia de la Significación y la Creación de Sentido: Un estudio de Holland y Neimeyer (2010) extendió el enfoque más allá de las etapas para incluir la importancia de la creación de sentido en el proceso de duelo. Encontraron que la capacidad de encontrar significado en la pérdida es un predictor más fuerte de los indicadores de duelo que el tiempo transcurrido desde la pérdida. Este hallazgo subraya la importancia de abordar aspectos cognitivos y narrativos del duelo en el camino hacia la sanación (Holland & Neimeyer, 2010).
  3. Grief y Aceptación como Caras de la Misma Moneda: Prigerson y Maciejewski (2008) discuten cómo la resolución del duelo coincide con un aumento en la aceptación de la pérdida, sugiriendo que las etapas del duelo podrían describirse más precisamente como estados de duelo que varían a lo largo del tiempo. Este enfoque pone énfasis en la aceptación como un elemento central para la resolución del duelo y sugiere que facilitar la aceptación puede ser clave para aliviar el dolor emocional asociado con la pérdida (Prigerson & Maciejewski, 2008).

Estos estudios indican que la experiencia del duelo es individual y compleja, y que las etapas propuestas originalmente por Kübler-Ross no necesariamente se aplican a todos ni ocurren en un orden fijo. Más bien, el duelo implica una variedad de emociones y un proceso que puede incluir la búsqueda de significado y la gradual aceptación de la pérdida. Reconocer esta diversidad es crucial para apoyar eficazmente a las personas en duelo.

¿Cómo afrontar el duelo tras la pérdida de un ser querido?

Enfrentar el duelo tras la pérdida de un ser querido requiere de una comprensión profunda de que el duelo es un proceso que varía enormemente entre individuos. Las personas en duelo aprenden a convivir con su dolor emocional, reconociendo que no hay un correcto o un incorrecto en cómo se sienten. Es fundamental aceptar que la tristeza profunda, la confusión, e incluso la ira, son respuestas naturales ante la muerte y el morir. Para muchos, el proceso del duelo incluye compartir sus sentimientos con otros, buscar apoyo en grupos de duelo o profesionales, y permitirse vivir sus emociones sin juicio. Aceptar que el duelo se vuelve un problema solo cuando impide la capacidad de retomar las actividades de la vida cotidiana puede ser un paso crucial hacia la sanación. 

Afrontar el duelo tras la pérdida de un ser querido es un proceso complejo y profundamente personal, pero existen estrategias y recomendaciones basadas en la investigación y la práctica clínica que pueden ayudar a las personas a navegar por este difícil momento. A continuación, se presentan algunas estrategias basadas en los estudios revisados:

  1. Reconocer y aceptar las emociones: Permitirse sentir y expresar todas las emociones asociadas con la pérdida, incluyendo tristeza, ira, culpa, y confusión, es fundamental para el proceso de duelo
  2. Buscar apoyo social: Apoyarse en amigos, familiares, o grupos de apoyo puede proporcionar consuelo y comprensión. Compartir los sentimientos y experiencias con otros que han pasado por situaciones similares puede ser particularmente útil
  3. Mantener rutinas: Aunque puede ser difícil, mantener cierta estructura y rutinas diarias puede proporcionar un sentido de normalidad y estabilidad durante el proceso de duelo
  4. Cuidado personal: Es importante cuidar de la salud física y mental, incluyendo una alimentación adecuada, ejercicio regular y descanso suficiente. La actividad física, en particular, ha demostrado ser beneficiosa para la recuperación emocional durante el duelo
  5. Expresar el duelo de manera creativa: Actividades como escribir, pintar, o hacer música pueden ser formas terapéuticas de expresar y procesar el duelo
  6. Buscar ayuda profesional: Si el duelo se vuelve abrumador o se desarrollan síntomas de depresión, depresión otoñal , ansiedad, o estrés postraumático, es importante buscar la ayuda de un profesional de la salud mental. La terapia puede ofrecer estrategias para afrontar y procesar la pérdida de manera saludable
  7. Permitirse continuar viviendo: Con el tiempo, es importante permitirse disfrutar de la vida nuevamente, reconociendo que esto no significa olvidar al ser querido, sino encontrar una manera de seguir adelante mientras se honra su memoria
  8. Reconceptualizar la maternidad y el duelo perinatal: En casos de pérdida perinatal, es crucial reconocer y validar el duelo de las madres, ofreciendo apoyo especializado que les permita afrontar y procesar su pérdida de manera saludable
  9. Continuidad de vínculos: Mantener una conexión con el ser querido fallecido, a través de la memoria y el recuerdo, puede ser una forma saludable de adaptarse a la pérdida, siempre que se equilibre con la capacidad de seguir adelante
  10. Adaptar rituales de duelo: En contextos como la pandemia de COVID-19, donde los rituales tradicionales de duelo pueden verse limitados, encontrar formas alternativas de despedirse y honrar la memoria del ser querido puede ser importante para el proceso de duelo

Estas estrategias no son exhaustivas ni aplicables a todos de la misma manera, ya que el duelo es una experiencia única para cada individuo. Sin embargo, ofrecen un punto de partida para aquellos que buscan maneras de afrontar la pérdida de un ser querido.

Lea nuestro artículo: ¿Cómo reconocer una depresión enmascarada?

La Importancia de Reconocer Cada Fase del Duelo en el Proceso de Sanación

La importancia de reconocer cada fase del duelo radica en la capacidad de entender y aceptar esa pérdida, lo cual es fundamental para el proceso de sanación. Aceptar la muerte de un ser querido y transitar por las etapas del duelo no es un proceso lineal, sino más bien un viaje lleno de altibajos, donde cada fase cumple un rol crucial. La psicología domina la teoría de que el reconocimiento y la aceptación de estas etapas permiten a las personas no solo entender sus propias reacciones emocionales sino también encontrar estrategias efectivas para superar el duelo.

El fallecimiento de un ser querido nos sumerge en un torbellino de emociones, donde el dolor y la tristeza pueden parecer abrumadores. Sin embargo, es en este contexto donde la importancia de reconocer cada fase se vuelve más evidente. Al identificar en qué etapa del duelo nos encontramos, podemos aplicar herramientas específicas que nos ayuden a avanzar hacia la siguiente fase, facilitando así el proceso de sanación.

La obra de Kübler-Ross no solo ha enriquecido el campo de la psicología con su teoría, sino que también ha ofrecido consuelo a innumerables personas alrededor del mundo, demostrando que, aunque el duelo es una experiencia profundamente personal, existen patrones duelo reconocibles e identificadas que nos unen en nuestra búsqueda por superar el duelo y encontrar paz tras la pérdida.

¿Cómo Ayudarte a Ti Mismo Durante el Duelo?

El proceso de duelo es una experiencia profundamente personal y única, marcada por una serie de etapas que, aunque comunes, se viven de manera diferente por cada individuo. Primero, es esencial reconocer que no necesariamente debemos o logramos dejar atrás a la persona fallecida. Más bien, el objetivo es aprender a vivir con este cambio, aceptando la muerte como un hecho irreversible pero manteniendo vivo el recuerdo de nuestro ser querido. Permitirnos sentir la gama completa de emociones, desde la frustración hasta la aceptación, sin juzgarnos por ellas, es un paso crucial en este camino.

Además, buscar el apoyo de un psicólogo puede ser de gran ayuda. Los profesionales en el campo de la psicología dominan las estrategias que habrían evitado quedarnos estancados en alguna fase del duelo y pueden ofrecer herramientas personalizadas para lidiar con la pérdida. Es común preguntarse “¿qué habría pasado si...?”, pero es importante recordar que cada etapa del duelo, aunque no puede ser indefinida, es necesaria para nuestra sanación.

La ansiedad, neurosis (síntomas de la neurosis) y la muerte son aspectos naturales de la vida, y enfrentarlos con comprensión y apoyo puede transformar nuestro dolor en un centro de crecimiento personal. Así que, ¿cuáles son las mejores estrategias para sobrellevarlo? Aceptar la muerte, permitirnos vivir el duelo de forma saludable y buscar apoyo cuando lo necesitemos son pasos fundamentales para superar el duelo y encontrar nuevamente la alegría en la vida.

Preguntas Frecuentes (FAQ)

¿Cuáles son las etapas del duelo según Elisabeth Kübler-Ross?

Las etapas del duelo, según la psiquiatra suizo-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross, incluyen cinco fases principales: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Estas etapas no necesariamente se experimentan en un orden específico y pueden variar en duración y intensidad de persona a persona. Kübler-Ross propuso este modelo en su libro “Sobre la Muerte y los Moribundos” para ayudar a entender cómo las personas enfrentan la pérdida de un ser querido.

¿Es necesario dejar atrás el recuerdo de un ser querido para superar el duelo?

No es necesariamente requerido ni saludable intentar dejar atrás el recuerdo de un ser querido para superar el duelo. Aceptar la muerte como un hecho irreversible no significa olvidar a la persona fallecida. Más bien, el proceso de duelo implica aprender a vivir con este cambio, manteniendo vivo el recuerdo y permitiendo que forme parte de nuestra vida de una manera nueva.

¿Cuándo se considera que el duelo se ha vuelto un problema?

El duelo se vuelve un problema cuando impide significativamente la capacidad de una persona para funcionar en su vida diaria durante un período prolongado. Esto puede manifestarse como un duelo complicado o patológico, donde la intensidad del dolor emocional no disminuye y la persona se encuentra estancada en alguna de las fases del duelo, incapaz de avanzar hacia la aceptación. En estos casos, es crucial buscar el apoyo de profesionales de la salud mental.

¿Cómo puede alguien en duelo ayudarse a sí mismo?

Alguien en duelo puede ayudarse a sí mismo permitiéndose sentir todas las emociones asociadas con la pérdida sin juicio, buscando el apoyo de amigos, familiares o grupos de duelo, y considerando la ayuda profesional si el proceso se vuelve abrumador. Es importante recordar que el duelo es un proceso personal y único, y lo que funciona para una persona puede no ser efectivo para otra.

¿Qué estrategias se recomiendan para superar el duelo?

Para superar el duelo, se recomienda aceptar la pérdida y permitirse vivir todas las emociones que surgen, buscar el apoyo de otros que han pasado por experiencias similares o de profesionales de la salud mental, y encontrar maneras personales de mantener vivo el recuerdo del ser querido. Además, establecer nuevas rutinas y permitirse encontrar alegría en otras áreas de la vida puede facilitar el proceso de sanación.

¿Te gusta el artículo? ;)

(Votos: 1 | Media: 4)

Agregar comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

Otras noticias

Jaqueline Quintero Obando
Psicóloga y Psicoterapeuta
Núm. Colegiado: 25844
Jaqueline Quintero Obando - Doctoralia.es
logo
Reservados 
todos los derechos.
© 2024